sábado, 29 de enero de 2011

564

La respiración se aceleró en un momento. Solo por una palabra. Solo por quien la escribe. Todo lo demás ya lo sé. No hay posibilidad de retorno. Errada intuición. Volví a ver al hombre que gira la plaza. Solo por eso el tiempo parece detenido. El otro, el que besa los árboles no vino más. Entonces es otro tiempo. Diluir la tristeza.

No hay comentarios: