sábado, 16 de octubre de 2010

Νύχτα 471

Lucho constantemente. Intento resistir la tentación. No logro dejar de leer sus palabras. Alguien no deja de leer las mias. No sé que forma tiene. No sé si existe realmente. No habla. Solo lee. Completa esta tonta farsa. Me invita a seguir. ¿Haciendo que? Carteles y pancartas. Deseo. Dejé de nombrarlo. ¿Dejará de existir cuando deje de pensarlo? ¿Dejaré de existir? Formas de recuerdo.

No hay comentarios: