martes, 3 de agosto de 2010

Desandar el camino. Un niño iba dejando huellas negras. Manchas con aerosol por delante. Lo que sucedió hoy, lo ví ayer. ¿Lo pensé? ¿Lo soñé? Manchas grises en el cielo. Carteles. Anuncios de lo que vendrá. Se está bien acá, pero debo partir. Ya no hay puntadas ahora. Imágenes como cascadas.

No hay comentarios: