lunes, 19 de julio de 2010

Si tan solo pudiera decidir quedarme o salir. Dejar de esforzarme. Esperar tontamente que algo cambie. Desde dentro. Hacia fuera. Desde fuera. Hacia dentro. Noches pasadas. Charlas inacabadas. Preguntas inconclusas. Animando los estados. Calentando los ambientes.



Salí. A mi pesar. Ahora otra vez aquí. Esperando en vano. ¿Qué espero? ¿Qué cambiaría? ¿Cuánto más seguiré? ¿Qué forma tomará esto? ¿Quién lee? ¿Quién busca?

No hay comentarios: